LLÁMENOS AHORA - ES GRATIS Y CONFIDENCIAL (201)-548-3381

Abogados de lesiones personales y accidentes ⋅ Nueva Jersey ⋅ Nueva York
EL VALOR Nos Define. LA JUSTICIA Nos Impulsa. LOS CLIENTES Nos Inspiran.

Abogados en NJ para Casos de Seguridad Negligente e Inadecuada2018-01-12T18:03:41+00:00

Abogados en NJ para Casos de Seguridad Negligente e Inadecuada

Los propietarios tienen ciertos deberes con los inquilinos, visitantes y clientes en mantener las instalaciones seguras y protegidas. Cuando ellos fallan manteniendo el entorno seguro y como resultado de esto alguien se lesiona, los propietarios quedan comprometidos bajo la ley que rige la responsabilidad de las instalaciones. La seguridad negligente e inadecuada es una sección secundaria de la ley de responsabilidad de las instalaciones; dicha sección abarca una serie de descuidos de parte de los propietarios.

La seguridad negligente e inadecuada es un problema en varios lugares, que incluyen:

  • Complejos de apartamentos y condominios
  • Estacionamientos
  • Centros comerciales
  • Plazoletas comerciales
  • Hoteles y moteles
  • Arenas deportivas y estadios
  • Parques de atracciones
  • Piscinas
  • Aeropuertos
  • Escuelas
  • Tiendas de comestibles

¿Qué es la Seguridad Negligente o Inadecuada?

La seguridad negligente e inadecuada tiene que ver con un propietario o un tercero que no muestra un cuidado razonable por la seguridad de los demás. Esta falta de cuidado razonable puede ir desde una iluminación inadecuada en el estacionamiento de un centro comercial hasta guardias de seguridad que no intervienen durante un asalto.

Dependiendo de la naturaleza de la propiedad, las reclamaciones de seguridad negligente e inadecuada variarán. Algunos ejemplos de seguridad negligente o inadecuada incluyen:

  • Iluminación insuficiente en lotes de estacionamiento, garajes de estacionamientos u otra área en la propiedad
  • No instalar las cerraduras adecuadas en las puertas de hoteles o departamentos
  • No instalar las alarmas adecuadas
  • No monitorear las cámaras de seguridad
  • No capacitar y supervisar adecuadamente al personal
  • Contratación descuidada de los empleados o del personal de seguridad
  • Agresión a manos del personal de seguridad excesivamente protector
  • Falta de salvavidas, lo cual llevaría al ahogamiento
  • Incumplimiento de los guardias de seguridad para intervenir durante un atraco, asalto, pelea en un bar o secuestro
  • Incumplimiento del personal de seguridad del hospital para evitar que un visitante agreda a un paciente o compañero visitante

La mayoría de las reclamaciones por seguridad negligente o inadecuada se derivan de la inacción: el incumplimiento del propietario en instalar suficiente seguridad, o de un encargado de seguridad para intervenir durante una pelea o la falta de capacitación y supervisión adecuadas del personal.

Sin embargo, otro tipo de seguridad negligente o inadecuada proviene de la acción: la reacción agresiva de un guardia de seguridad o de un representante de seguridad ante un incidente. El asalto por parte del personal de seguridad es un problema importante de responsabilidad de las instalaciones pudiendo ocasionar lesiones graves en un bar, casino, club nocturno o en eventos musicales. El personal de seguridad tiene derecho al uso de una cierta cantidad de fuerza cuando se trata de invitados desobedientes o visitantes no deseados, pero la cantidad de fuerza debe ser razonable y apropiada para la situación. Los guardias de seguridad no están por encima de la ley y están obligados a cumplir con sus deberes de manera diligente.

 ¿Cuándo es Responsable un Propietario?

Los propietarios no son siempre responsables de los delitos que ocurren en su propiedad. Pero cuando el crimen en cuestión ha sido causado (al menos parcialmente) por medidas de seguridad inadecuadas, el propietario del negocio puede ser hallado culpable.

Un abogado defensor a menudo argumentará que el agresor fue el único culpable del incidente. Pero es responsabilidad del propietario controlar el ambiente y minimizar el riesgo de actividad criminal. Un sistema de seguridad bien establecido disminuirá las oportunidades para actividades delictivas, y estos sistemas a menudo incluyen patrullas de seguridad, cámaras de seguridad, control de acceso (es decir, tarjetas de acceso o claves físicas), iluminación adecuada, estudios de seguridad y diseño del entorno.

Los propietarios y poseedores de una propiedad tienen ciertos deberes hacia las personas que ingresan legalmente a las instalaciones. Ellos tienen la responsabilidad de:

  • Darle mantenimiento adecuado a la propiedad
  • Mantenerse informados de cualquier condición peligrosa
  • Advertir a los visitantes o inquilinos
  • Rectificar una situación peligrosa

El historial criminal de la propiedad puede ser un factor importante en la seguridad negligente e inadecuada. Si cierta propiedad tiene una alta tasa de delincuencia, el propietario tiene la responsabilidad de aumentar las medidas de seguridad. Por ejemplo, si un complejo de apartamentos ve cuatro atracos en el transcurso de un mes, el propietario tiene el deber de instalar cámaras de seguridad, instalar iluminación adecuada o contratar personal de seguridad para mantener a los inquilinos a salvo; si el propietario no lo hace y alguien resulta herido en otro atraco, el propietario podría ser responsable de las lesiones de la víctima. La clave es dejar claro que un propietario razonable habría reconocido el riesgo de seguridad y habría establecido medidas adicionales en el lugar.

Nueva York y Nueva Jersey siguen el concepto de “No Hay un Delito Libre”. Nallan v. Helmsley-Spear, Inc., estableció en 1980 que los hoteles, complejos de apartamentos y otros negocios similares tienen el deber de “tomar medidas razonables para minimizar el peligro previsible para aquellas personas incautas que podrían aventurarse en las instalaciones.” Pero Jacqueline S. v. Ciudad de Nueva York estableció que el historial criminal pasado no tiene que haber ocurrido en el lugar exacto donde el demandante fue damnificado y no tiene que ser el mismo tipo de actividad criminal que los incidentes anteriores. Por ejemplo, alguien es asaltado en un estacionamiento no iluminado y tres semanas más tarde, alguien más es secuestrado desde el exterior del edificio sin iluminación. El dueño de la propiedad no puede argumentar que el crimen fue imprevisible solo porque era un crimen distinto en un área diferente de la propiedad; la seguridad todavía era inadecuada y el dueño de la propiedad incumplió al no atenderla.

¿Cómo se Puede Demostrar la Responsabilidad?

Demostrar la responsabilidad depende de una gran cantidad de factores; un abogado con experiencia en responsabilidad de instalaciones podrá asesorarle a usted en su caso específico. Para demostrar que un propietario es responsable, usted debe establecer lo siguiente:

  • Que el propietario fue negligente en sus obligaciones de seguridad
  • Que el propietario violó su deber de cuidado hacia los huéspedes, clientes o inquilinos
  • Que la seguridad negligente causó daños o lesiones

Una variedad de evidencias probará su utilidad al presentar una reclamación de seguridad negligente o inadecuada. La obtención de un historial criminal de la propiedad, de un informe policial del incidente, de registros de mantenimiento de la propiedad, de registros médicos de sus lesiones y de testimonios de testigos ayudará a reforzar su caso.

¿Qué Podría Ganar Yo si Presento mi Demanda? 

La cantidad a ganar para la cual usted es elegible dependerá de sus lesiones y los detalles de su incidente. Los demandantes en casos de responsabilidad de las instalaciones a menudo persiguen daños y perjuicios por:

  • Gastos médicos, incluidas las facturas del hospital, costos ambulatorios, recetas médicas, suministros médicos, cuidados de rehabilitación, transporte desde y hacia citas médicas y el costo de la atención continua (de ser necesaria)
  • Muerte causada por negligencia, en el caso de que la víctima muera y la familia decida presentar una demanda
  • Ingresos perdidos y otros gastos, incluida la disminución de la capacidad de devengar ingresos, gastos de manutención y limpieza, cuidado de niños y otros más
  • Dolor y sufrimiento, incluida la pérdida de compañía, pérdida del disfrute de la vida, pérdida de consorcio o incapacidad para disfrutar del estilo de vida previo
  • Daños punitivos, que se utilizan para castigar al acusado en los casos en que el propietario haya sido extremadamente negligente

¿Cuál Debería Ser mi Siguiente Paso?

Si usted o un ser querido ha resultado lesionado como producto de una seguridad negligente o inadecuada, comuníquese con Maggiano, DiGirolamo y Lizzi. Nuestro experimentado equipo de abogados litigantes lo guiará a través de sus opciones legales y elaborará un plan para recuperar sus pérdidas. Llame al  (201) 548-3381 o complete nuestro formulario de consulta rápida hoy mismo para comenzar.