LLÁMENOS HOY MISMO - ES GRATIS Y CONFIDENCIAL (201)-548-3381

Abogados Especialistas en Casos de Accidentes y Lesiones Personales – Nueva Jersey – Nueva York – Área del Atlántico
EL VALOR Nos Define. LA JUSTICIA Nos Impulsa. LOS CLIENTES Nos Inspiran.

Negligencia Médica2018-07-23T18:30:42+00:00

Abogados Para Casos de Negligencia Médica en Nueva Jersey

Cada año, millones de estadounidenses les confían sus vidas y bienestar a los profesionales del cuidado de la salud, y con demasiada frecuencia, los errores y la negligencia rompen esa confianza. Cuando esto sucede, se llama negligencia médica.

El Foro Nacional de Calidad (National Quality Forum, en inglés) descubrió que aproximadamente 2 millones de infecciones relacionadas con la atención médica ocurren cada año en los Estados Unidos, lo que contribuye a aproximadamente 90,000 muertes y más de $4.5 mil millones en costos hospitalarios adicionales.

Solo entre los pacientes de Medicare, se estima que ocurren 134,000 eventos adversos cada mes, según la Oficina del Inspector General del Departamento de Salud y Servicios Humanos. Aproximadamente el 13.5 por ciento de los beneficiarios de Medicare hospitalizados experimentaron un evento médico adverso durante su estadía, lo que representa 1 de cada 7 pacientes. Los médicos que participaron en el estudio encontraron que el 44 por ciento de los eventos médicos adversos eran prevenibles de manera clara o probable.

Nosotros les confiamos nuestras vidas y bienestar a los profesionales médicos. Con demasiada frecuencia, esa confianza se rompe por errores y negligencia.

A pesar de la plaga rampante de errores médicos, los casos de negligencia médica se encuentran entre los más difíciles de litigar y ganar. Es crucial contar con un abogado con experiencia en negligencias médicas para garantizar una investigación exhaustiva y la mejor oportunidad de recuperar sus pérdidas.

¿Qué es la Negligencia Médica?

El término “negligencia médica” es un término algo confuso; técnicamente, la negligencia médica es negligencia médica, hospitalaria o de enfermería. Esto significa que cuando un médico, un hospital o una enfermera no cumplen con los estándares de atención aceptados y dicha falla resulta en una lesión para el paciente, el paciente tiene derecho a presentar una reclamación por negligencia médica.

¿Cuáles son los Diferentes Tipos de Negligencia Médica?

El Foro Nacional de Calidad ha establecido una lista de eventos graves denunciables en el cuidado de la salud. Estos eventos se denominan comúnmente “eventos que nunca deben ocurrir”, lo que significa que son graves, generalmente evitables, y representan una gran preocupación para los médicos, los centros de salud y el público en general. Los eventos graves denunciables del Foro Nacional de Calidad se dividen en las siguientes categorías:

  • Eventos quirúrgicos, que incluyen cirugía realizada en la parte incorrecta del cuerpo; cirugía realizada en el paciente equivocado; procedimiento quirúrgico incorrecto realizado en un paciente; retención involuntaria de un objeto extraño en un paciente después de la cirugía; y muerte intraoperatoria o postoperatoria inmediata de un paciente de Clase I según la Sociedad Estadounidense de Anestesiólogos (es decir, un paciente normal sano).
  • Eventos por productos o dispositivos, que incluyen la muerte o discapacidad grave asociada con el uso de medicamentos, dispositivos o productos biológicos contaminados proporcionados por el establecimiento de atención médica; muerte o discapacidad grave asociada con el uso o la función inapropiada de un dispositivo en la atención del paciente; y muerte o discapacidad grave asociada con embolia gaseosa intravascular que ocurre mientras se está recibiendo tratamiento en un centro de salud.
  • Eventos de administración de atención, que incluyen errores de medicación, como un paciente que recibe el medicamento incorrecto, la dosis incorrecta o que recibe el medicamento en el momento equivocado, la frecuencia incorrecta, después de una preparación incorrecta o con una administración inadecuada; muerte materna o discapacidad grave asociada con trabajo de parto o parto en un embarazo de bajo riesgo; muerte o discapacidad grave asociada con una reacción hemolítica después de la administración de sangre incompatible; muerte o discapacidad grave asociada con hipoglucemia en un establecimiento de atención médica; muerte o discapacidad grave asociada con la falla para identificar y tratar la hiperbilirrubinemia en recién nacidos (una afección en la que hay demasiada bilirrubina en la sangre, lo que produce ictericia); úlceras de etapa 3 o 4 por presión adquiridas en un centro de salud; muerte o discapacidad grave debido a la terapia de manipulación espinal; e inseminación artificial con espermas del donante equivocada o el óvulo equivocado.
  • Eventos ambientales, que incluyen lesiones al paciente debido a una descarga eléctrica; oxígeno u otras líneas de gas que contienen el gas equivocado o contaminarse con sustancias tóxicas; quemaduras incurridas por cualquier fuente en un centro de salud; lesión en el paciente debido a una caída durante el tratamiento en un centro de salud; y muerte, discapacidad o lesión grave como resultado del uso de restricciones o barandas de cama.
  • Eventos delictivos, que incluyen cualquier instancia de atención ordenada o provista por alguien que se hace pasar por un médico, enfermera, farmacéutico u otro profesional de la salud; secuestro de un paciente; agresión sexual a un paciente en un establecimiento de salud; muerte o lesión significativa de un paciente como resultado de una agresión física que ocurre en los terrenos del centro médico.

La negligencia médica puede abarcar una variedad de actos negligentes, incluidos errores en el diagnóstico, errores en el tratamiento o manejo de la enfermedad, falta de advertir a un paciente de los riesgos conocidos y falta de supervisión o atención adecuada para un paciente.

¿Cómo Puede Probar la Culpa en una Demanda de Negligencia Médica?

Para demostrar la negligencia médica, el demandante debe mostrar que:

  • Existió una relación médico-paciente: Siempre que el profesional de la salud lo haya tratado directamente, esta relación generalmente es fácil de probar. La relación puede ser más difícil de probar si el médico en cuestión tenía un equipo o un asistente que manejaba el tratamiento directo (aunque podrían haber sido las órdenes del médico o la falta de interacción cara a cara lo que causó la lesión en cuestión).
  • El profesional de la salud fue negligente: Las demandas por negligencia médica requieren que el profesional de la salud haya actuado sin cuidado o habilidad razonables durante su tratamiento. Para demostrar la negligencia, usted debe ser capaz de demostrar que el proveedor de servicios de salud actuó de una manera que un médico competente no lo habría hecho si se le presentaran las mismas circunstancias. En otras palabras, no es suficiente probar que ocurrió un error o probar que un tratamiento no tuvo el efecto deseado; debe demostrar que la acción o error estuvo fuera de los límites de lo que haría un médico competente en la misma situación.
  • La negligencia causó una lesión: La pregunta aquí es si las acciones del médico fueron la verdadera causa de la lesión o no. Dado que la negligencia médica a menudo surge de pacientes que ya estaban enfermos en ese momento, a veces puede ser difícil probar que las acciones del profesional de la salud fueron la causa inmediata de muerte o lesión, en contraposición a la progresión natural de la lesión o enfermedad. En general, se requiere un testimonio médico experto para demostrar que la acción o inacción de un profesional de la salud condujo a la lesión en cuestión.
  • La lesión provocó daños: El demandante debe probar que el error médico causó daños específicos, como dolor físico, facturas médicas adicionales, salarios perdidos, etc.

Caso de Estudio

MDL ganó $10,000,000 para una viuda de mediana edad que sufría tetraplejía espástica, ceguera parcial y lesión cerebral como resultado de la falla en el diagnóstico de una embolia pulmonar luego de un procedimiento de reemplazo de rodilla.

¿Qué Puede Ganar Usted en una Demanda de Negligencia Médica?

Los pacientes lesionados por errores médicos son elegibles para recibir beneficios por daños compensatorios, que incluyen:

  • Gastos médicos adicionales asociados con la lesión
  • Gastos médicos futuros (como la rehabilitación) incurridos por la lesión
  • Salarios perdidos
  • Capacidad perdida de ganar ingresos
  • Dolor y sufrimiento
  • Angustia mental
  • Pérdida del disfrute de la vida
  • Pérdida de consorcio
  • Muerte por negligencia (presentada por los dependientes o herederos del fallecido)

 

En casos de extrema negligencia o comportamiento imprudente, se pueden otorgar daños punitivos. Estos daños tienen la intención de castigar al proveedor de servicios de salud por conductas particularmente atroces y disuadir cualquier comportamiento de este tipo en el futuro.

 

Los daños compensatorios en las demandas por negligencia médica no están limitados en Nueva Jersey. Sin embargo, los daños punitivos están limitados a $350,000 o cinco veces la cantidad de daños compensatorios (lo que sea mayor).

 

Existe una ley de prescripción de dos años para las demandas por negligencia médica en el estado de Nueva Jersey. Esto significa que, a partir de la fecha de la lesión, usted tiene dos años para presentar una demanda por negligencia médica o se le prohibirá presentar la demanda. En caso de que la lesión no se note de inmediato, el reloj comenzará a funcionar en la fecha en que el paciente tenga conocimiento de la lesión o advierta que la lesión fue causada por negligencia médica.

 

Póngase en Contacto con un Abogado de Negligencia Médica de Nueva Jersey

 

Las reclamaciones por negligencia médica se encuentran entre las más difíciles de probar y litigar, por lo que es crucial contratar a un abogado litigante especializado y dedicado. Maggiano, DiGirolamo y Lizzi tienen muchos años de experiencia en el litigio de lesiones personales y reclamaciones por negligencia médica, y lucharemos agresivamente para responsabilizar a los profesionales de la salud por la negligencia de ellos.